Es practicante de halterofilia desde hace dos años y medio aproximadamente.
“Me gusta entrenar halterofilia porque siento que es un reto conmigo misma, cuando yo inicié, miraba lo que hacían mis compañeras con más práctica y pensaba porque no hago eso yo, con el tiempo revisando mis avances me di cuenta que todo depende de mi empeño entrenamiento y trabajo que realice para alcanzar mis metas, hasta me sorprendo de mi misma y siento muy bonito”.
Rebeca ha escuchado comentarios positivos y negativos con respecto a este deporte, pero menciona que si alguien tiene interés, primero vea de lo que es capaz y se anime a intentarlo para así tener tu propia perspectiva.