Miles de ciudadanos abarrotaron las banquetas del bulevar Antonio Rosales, en el que desfilaron más de 20 carros alegóricos y comparsas.Sonaron los ritmos y todos aplaudieron y bailaron, las reinas hermosas saludaban, y el rey de la alegría muy contento se notaba.
Sin duda alguna es uno de los días más esperados por toda la población que gusta de celebrar las fiestas del Rey Momo, acompañadas de divertidas y coloridas comparsas. En esta ocasión no fue excepción, pues para deleite de chicos y grandes el recorrido estuvo de lo más lúcido, divertido, entretenido y lleno de música para alegrar a todos los presentes.