Con un gran festejo maestros celebran su día los docentes del municipio
Guamúchil, Sinaloa.- Durante el marco del Día del maestro, el
presidente municipal de Salvador Alvarado, Carlo Mario Ortiz Sánchez,
encabezó el festejo para los docentes del municipio donde también
estuvieron presentes autoridades de las secciones 27 y 53 del SNTE,
donde se reconocieron a maestros por sus 28 y 30 años de trayectoria
en la docencia.
El mandatario municipal comentó que Salvador Alvarado se llena de
orgullo y satisfacción por conmemorar un año más de lucha, esfuerzo y
arduo trabajo en la formación de los ciudadanos.
Destacó que la medalla Rafael Ramírez es un reconocimiento que hace el
gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel, a la labor de los
maestros que en forma perseverante y distinguida han prestado 28 y 30
años de servicio ininterrumpidos a la Secretaria de Educación Pública
y Cultura del Estado.
Por ello es que galardonó a los maestros Ramón de Jesús Bernal, Gloria
Elvira Herrera García, Norma Josefina Quiñonez, José Ramón Ramírez,
Martin Efrén Sánchez, Alejo Vega, Ysalia Ebelia Márquez García, Blanca
Maricela López, Arcelia Camacho y a todos los presentes que han
luchado por ser mejores docentes cada día.
“Hoy no puedo dejar de reconocer y enaltecer la importante función
social y ética que ustedes desempeñan en nuestra sociedad, ustedes
queridos maestros han forjado hombres y mujeres del ayer y gracias a
ustedes hoy viven con mejores oportunidades, los invito a continuar
trasformando la educación”, resaltó.
A su vez, el profesor José Ramón Ramírez López, quien habló a nombre
de los galardonados comentó que ser maestro es un privilegio, una
virtud, vocación que se logra creyendo en el futuro y luchando en el
presente a través de la formación de individuos íntegros en cualquier
nivel que se desempeñen, por ello es que agradeció la distinción que
les hicieron.
Por su parte, la subsecretaria de Vinculación de la SEPyC, Liliana
Angélica Cárdenas Valenzuela, expresó que hoy se encuentran en una
etapa de la historia del magisterio en la que deben voltear hacia los
maestros, porque el futuro de la educación de los niños gira entorno a
ellos.