MAZATLÁN

Un destino de playa, diversión y cultura sin pretensiones. Mazatlán es un eterno favorito de quienes huyen del frío y buscan un entorno cálido y acogedor. Dotado de una costa salpicada de paradisíacas islas, un hermoso paseo marítimo, kilómetros de playas doradas y lagunas azules, este sitio realmente hace honor a su apodo, “La Perla del Pacífico”.

Al planear tus vacaciones, algunas veces tienes que decidir: ¿sol y arena o cultura e historia? Mazatlán es uno de los pocos destinos turísticos que ofrecen ambas opciones. En la nueva Zona Dorada, desarrollada en la década de los sesenta, encontrarás una gran cantidad de hoteles, tiendas, bares y restaurantes repartidos a lo largo de playas idílicas; al mismo tiempo, en el Viejo Mazatlán o el centro histórico la vida continúa como lo hacía antes de que los turistas llegaran a los mercados, cafés, iglesias y plazas sombreadas de los barrios tradicionales.

CARNAVAL

La fiesta máxima de este estado sinaloense es igual de alegre y pomposa que cualquier otra en el país, y a diferencia de otros carnavales, está cargada de cultura y tradición. El carnaval de Mazatlán tiene lugar los cinco días previos al miércoles de ceniza. Al son de la tambora (instrumento de percusión similar al tambor), miles de visitantes y nativos son atraídos hacia la fiesta más representativa de Sinaloa. En estas fechas se escucha por doquier la música de banda, popular en todo el norte del país.

Esta celebración, que cuenta con más de 100 años de antigüedad y tiene como escenario hermosas playas, se distingue además por contar con una gran variedad de actividades culturales, como certámenes de poesía, premiaciones de literatura, conciertos musicales, presentaciones de teatro y otros espectáculos artísticos de gran calidad. Quienes buscan reír como niños pueden participar en las tradicionales peleas de harina y confeti (en las cuales nadie gana ni pierde; la finalidad es, simplemente, divertirse).