Elementos del Ejército y Policía Militar se establecieron en guardia permanente en las plantas de Culiacán, Guamúchil y Topolobampo

Sinaloa.- La estrategia de seguridad para inhibir el robo de combustibles o el llamado “huachicoleo” llegó a Sinaloa y desde el fin de semana elementos del Ejército Mexicano resguardan las plantas de Culiacán y Guamúchil.
Las acciones con disposición de elementos y barricadas se reforzaron este lunes, y la vigilancia en las instalaciones es permanente.
En Culiacán elementos del Ejército Mexicano asignado a la Policía Militar, mantienen resguardadas las instalaciones de Pemex de manera preventiva, sin entorpecer las labores cotidianas.
Los efectivos mantienen barricadas construidas con costales con arena bajo el techo del estacionamiento donde al menos diez, se mantienen alerta ante cualquier contingencia.

También se pueden observar un camión para transporte de tropa, dos camionetas de las conocidas como rápidas y un Humvee de la Sedena a a las afueras de las instalaciones.
En Guamúchil, una de las zonas más afectadas por el “huachicoleo” en Sinaloa, los elementos militares ingresaron a la planta de distribución e instalaron una especie de campamento con barricadas donde permanecen los militares.
Lo que trasciende de este operativo es que habrá mayor distribución de combustible mediante pipas y posiblemente los elementos de la milicia deberán hacer el resguardo.

Las acciones de seguridad para inhibir el robo de combustible han generado desabasto en varios estados del país. Hasta el momento no se tiene reporte de esta problemática en Sinaloa.
A diferencia de Culiacán y Salvador Alvarado, en el puerto de Mazatlán no se observan operativos de resguardo de las instalaciones de Pemex.
En la planta ubicada en libramiento luis Donaldo Colosio y el mercado “El Conchi”, no se observan operativos especiales ni barricadas como en otras zona
( Linea Directa)