La patria potestad, tutela, guarda o custodia no serán un permiso para infringir castigos corporales a los menores.

La Comisión de Equidad, Género y Familia del Congreso del Estado dictaminó armonizar la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Sinaloa, con la general.

El dictamen se aprobó con el voto unánime de los diputados, Francisca Abelló, Pedro Alonso Villegas Lobo y Flor Emilia Guerra Mena, presidenta, secretario y vocal, respectivamente.

Los legisladores aprobaron reformar la fracción VIII del artículo 83 de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Sinaloa.

El Artículo 83 de la ley vigente establece las obligaciones de quienes ejercen la patria potestad, tutela o guardia y custodia, que tengan bajo su cuidado niñas, niños o adolescentes.

De aprobarse el dictamen en el pleno, quedaría de la siguiente manera:

“Abstenerse de cualquier atentado contra su integridad física, psicológica o actos que menoscaben su desarrollo integral; así como de ejercer cualquier tipo de violencia en su contra, en particular el castigo corporal. El ejercicio de su patria potestad, tutela o guarda y custodia no podrá ser justificación para incumplir la obligación prevista en la presente fracción”.

La iniciativa tiene por objeto establecer la obligación para que las autoridades estatales y municipales, en el ámbito de sus respectivas competencias, tomen las medidas necesarias para prevenir, atender y sancionar los casos en que niñas, niños o adolescentes se vean afectados por conductas que generen violencia familiar, quedando prohibido para quienes ejerzan la patria potestad, tutores o cuidadores en general, ejercer castigos corporales y humillantes.

Cabe señalar que la violencia intrafamiliar en Sinaloa es uno de los delitos que se mantienen a la alza.
ADN informativo