Motivos de desesperación o trasfondo político pudieran ser las razones, las cuales impulsan al expolicía, Daniel Serrano para manifestarse de una manera tan lamentable, sin fundamentos y desmoralizada. Así lo expresó Guillermo “Memo” Galindo presidente municipal de Mocorito.

Tras ser acusado de pedir una cuota por indemnización por el concepto de despidos. El mandatario calificó dicha acusación como baja y carente de valores, lo cual consideró como grave y hasta cierto punto ilegal en términos jurídicos, pero descartó por el momento tomar acciones legales por difamación.
Reconoció que desgraciadamente tanto Daniel Serrano como sus compañeros se vieron afectados hace 5 años al ser dados de baja por no pasar los exámenes de confianza, por lo que ahora ellos esperan una millonaria indemnización, la cual el municipio no tiene y que actualmente están viendo la manera de cómo dar solución ante las instancias jurídicas correspondientes. Guillermo “Memo” Galindo aseguró que la administración municipal está acatando estrictamente lo que les marca la ley y en ese sentido seguirán llevando esa lucha legal.

Aunado a eso, el alcalde también agregó que en infinidad de veces han intentado dialogar con los afectados para buscar la manera de que ambas partes queden en el mejor de los términos, ya que los largos periodos no convienen a ninguno de los involucrados, lo cual algunos expolicías si han estado de acuerdo pero por desgracia y probablemente los intereses políticos y malos asesoramientos legales que se han acercado a ellos, no han permitido que se concrete ninguna solución, sino que el proceso se alargue.